Omar Robles

Al inicio de su campaña, el presidente electo, Donald Trump, insistió en que “cuando México envíaba a su pueblo a los Estados Unidos, no estaba enviando a lo mejor”.

Esas palabras, junto con muchos otros comentarios sobre la gente de México y las minorías de todo el mundo, han sorprendido a muchos.

También han inspirado a un hombre a salir y capturar la belleza de México y su gente a través de su cámara.

Omar Robles, fotógrafo con sede en Nueva York, emprendió una excursión de 13 días a la Ciudad de México en el mes octubre del año en curso, inspirado en las palabras de Trump y con el objetivo de ofrecer una luz más positiva a nuestro país. Trabajando en sociedad con FujiFilm, se conectó con bailarines locales muy talentosos a través de la ciudad, una iniciativa que da seguimiento a sus retratos increíbles que llevó a cabo en Cuba a principios de este año.

Como lo refleja en su blog, Robles tuvo la oportunidad de estar presente en la Ciudad de México “celebrando la alegría de vivir honrando a todos aquellos que ya no están con nosotros” durante sus celebraciones del Día de Muertos. En medio de colores vibrantes de la ciudad y personalidades audaces de todos los residentes, se sorprendió por lo gracioso y genuino que son las personas con las que se encontró.

“La retórica que impregna nuestros tiempos es tristemente acerca de la división y la segregación”, escribió. “La calidez con la que me recibieron los mexicanos y los bailarines que rodamos a lo largo de las calles me inspiró”.

Mientras fotografió bailarines en las calles, muchos espectadores ofrecieron ovaciones. “Aplaudieron y aplaudieron a los bailarines después de que terminamos de disparar”, escribió, señalando que a menudo recibe muchas reacciones más frías al llevar a cabo fotografías en Nueva York.

“La gente [en Nueva York] nos ignora a menudo, tal vez en alguna ocasión agitan la cabeza con una leve risa, con un ligero toque de cinismo”, escribió. En la Ciudad de México, “no estaba simplemente creando fotografías”, dijo, “estaba produciendo un momento privilegiado en el tiempo para los que nos rodeaban”.

El fotógrafo le dijo a Mashable que siente que el arte es extremadamente importante en el mundo, especialmente durante los momentos difíciles en los que se desafía la aceptación.

“El arte es inherentemente, es un instrumento de expresión”, dijo. “Así, en tiempos en que las voces corren el riesgo de ser silenciadas, es más importante que nunca utilizar todas las herramientas a nuestra disposición para hacernos oír”.

“Las formas artísticas como la fotografía y la danza, debido a su naturaleza visual, superan fácilmente las barreras del lenguaje”, y ayudan a las personas a comunicarse universalmente.

Robles visitó Cuba el pasado mes de marzo, donde también conoció y fotografió a bailarines locales.

Suscríbete y recibe:

"Manual para jóvenes bailarines"
Email address
Nombre
Apellido
Fecha de cumpleaños
Secure and Spam free...
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.